martes, 20 de agosto de 2013

1

ya hemos vuelto!

ya hemos vuelto, han sido tres días estupendos, nos ha dado mucho de si la verdad, a pesar del lío que montamos para llevarnos media casa, cuna y colchocito incluido, comida de la nena, cosas de playa, juguetes, etc... nos ha compensado. han sido tres dias muy agradables. Creo que necesitábamos algo así para salir de la rutina.... y teniendo amigos que te inviten a su casita de la playa... asi SI!

lanena se lo pasó genial en la playa, yo tenía miedo, era la primera vez -exceptuando Francia- que venía a la playa consciente de lo que es el agua, la arena, otros niños, el sol.... le ha gustado mucho, se lo ha pasado genial. he de decir que fue genial la compra que hicimos en decathlon - tengo que decir la marca -  de la pequeña tienda corta-vientos, que nos ha servido para que la nena durmiera la siesta en la sombra, jugara (también en la sombra), y se lo pasara pipa, entrando y saliendo por la ventanita trasera de la misma. sin esta super compra no hubiera sido igual nuestra estancia en la playa.lo recomiendo lo recomiendo! he de decir que hay que ensayar en casa, jardin, o parque, porque cerrar la tiendecita tiene su miga... puedes pasarte una tarde entera intentándolo - si ves mucha dificultad, hay un video en youtube-

la manduca, por supuesto, no se ha separado de nosotros en ningún momento, te permite caminar un ratito, para poder llegar a calas increibles con no mucha gente para ser el puente del 15 de agosto, también nos ha permitido poder dormir a lanena, ya que se queda siempre frita, cuando después de comer das un paseito con ella por la arena, y con el vaiven y el airecito, te abraza, y se queda dormida tan feliz.... y tan feliz nosotros también, porque una hora y media de relax viene bien a cualquier padre que se precie!

nos hemos bañado los tres juntos, migordita al principio estuvo respetuosa con las olas, también porque el agua estaba fresquita, pero hemos venido como nuevos, relajados, morenitos, y deseando que llegue la siguiente escapadita! la costa brava es preciosa, tiene pueblos increibles, se come fenomenal, y hace fresquito por la noche, que más podemos pedir!