sábado, 25 de enero de 2014

2

London track 1


el finde ha sido espectacular, hemos tenido buen tiempo, buena temperatura, la niña se ha portado bastante bien, dentro de que tiene dos años y no puede actuar como un gato de escayola...



en general contenta, agotada y con la sensación de que me hubiera quedado otros tres o cuatro dias...como os conté nos quedamo en casa de un amigo, vive en hackney central, el barrio más hispter del momento, y donde se está cociendo la nueva movida londinense, tiendas alucinantes, cafeterías acogedoras, mercadillos a cada paso, restaurantes exóticos por doquier, gente diferente y de lo más interesante, se puede pedir más? creo que no.



os paso a contar nuestra visita a ese otro londres, que no es el típico londres, para los que ya habéis estado en varias ocasiones allí, y queréis cambiar un poco de ambiente. el sábado nos hicimos todo el recorrido a pie, ya habíamos cogido bastantes medios de transporte el viernes, desde casa de madrid hasta casa de londres, por lo que decidimos simplemente pasear, hasta donde aguantaran nuestros pies.



desde hackney central (train station) puedes caminar hacia el sur, disfrutando del paisaje urbano londinense, parar a tomar un café delicioso (coffee latte o capuccino) con una exquisita tostada de aguacate, como hicimos nosotros. disfrutar de la vida que da un parque urbano como el de london fields y de los hispters que por allí se pasean, no olvides tus zapatillas sin calcetines, y tus vaqueros tobilleros, tu abrigo de second hand y tu larga barba para ellos, y tu largo pelo para ellas...



en una mañana de sábado no puede faltar un mercadillo y el de broadway street is so cute! tienes comida ecológica, zumos recién exprimidos, comida exótica, cremas naturales, ropa de segunda mano, y una terraza llena de tumbonas de playa donde disfrutar de un te. estamos en enero, puedes (debes!) disfrutar de las rebajas que te ofrecen las tiendas de alrededor, seguro que encuentras una ganga!

comer en un restaurante peluquería es una experiencia que nunca había vivido. no, no se te meten los pelos en el plato por que son dos locales independientes, aunque comunicados. el encanto del sitio lógicamente es dónde está situado, parece un viejo garaje, la decoración es total, llena de objetos (parece) recogidos de la basura, aunque colocados con todo el mimo, les ha quedado un sitio de lo más chic. el precio es super asequible. lo malo, no tienen cerveza.


para disfrutar con la nena por la tarde fuimos al museo del juguete, es un sitio único y no se cómo describirlo ya que no hay nada parecido por aquí. los juguetes que están en el museo son antiguos, de nuestra infancia, por lo que a la nena no le hacían demasiada gracia, pero hay zonas donde ellos pueden disfrutar, con mesas para pintar, zona con piezas de madera para hacer construcciones, espejos con luces de colores que cambian según el botón que pulses, caballitos de madera donde puedes montarte (esto a la gordita no le gustó nada de nada....)



además de una super cafetería para los papas, una tienda con cuentos, libros y juguetes, zona para que los peques puedan correr a sus anchas, y por supuestos baños totalmente bebeproff...  ideal para pasar la tarde...


desde luego la nena se lo pasó genial, ella es feliz en cualquier sitio siempre que estemos fuera de casa!!!